idiomes
Mimos • MERCÈ VANCELLS coach en nutrició i salut integrativa
16257
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16257,theme-bridge,bridge-core-2.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
 

Mimos

Para crecer, la planta necesita recibir los mimos adecuadas de los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, agua, aire y sol.

Del mismo modo, nosotros no sólo nos nutrimos de alimentos. Para vivir nos alimentamos de los 4 elementos: comemos alimentos sólidos, bebemos agua, respiramos aire, y nos cargamos con la energía del sol, que es la energía que carga todo el sistema.

Por lo tanto para crecer, en todos los sentidos, también nos alimentamos de mimos.

Y estos son las que iremos incorporando como hábitos.

sortida de sol

Sol

El aire que respiramos es energía solar transformada.

Durante la fotosíntesis, las plantas absorben la energía del sol y la utilizan para transformar el CO2 en O2, el aire que respiramos.

Los alimentos naturales que comemos son reservas energéticas de energía solar transformada.

La luz del sol nos hace brillar y nos da energía y alegría, alimenta nuestro estado de ánimo.

Y la falta de sol tiene el efecto opuesto.

Tierra (Suelo)

Como hemos oído tantas veces “la comida es tu medicina”.

Pero esta comida depende mucho del suelo en que haya crecido para tener una serie de nutrientes u otros.

Es muy importante alimentarnos de alimentos ecológicos, tendrán muchos más nutrientes y, si conocemos exactamente la procedencia mejor.

Mans a la terra

Masajear el cuerpo

Qué mejor que empezar a mimarte haciéndote masajes en el cuerpo?

Te ayudará a eliminar las toxinas, calmar la mente, conectar contigo, activar la circulación sanguínea y linfática.

Respirar

La respiración nos proporciona el nivel de energía en el cuerpo.

Cuando respiramos de manera superficial, las células no reciben suficiente oxígeno y nos sentimos cansados.

Mucha gente come de más porque no respira profundamente.

La vida ajetreada no nos permite conectar con nuestra esencia. Cuando nos sentimos desconectados y saturados, simplemente haciendo unas cuantas respiraciones, recuperaremos nuestro centro.

También hay que tener en cuenta que los pulmones son los que bombean el sistema linfático, y respirar bien hace que mejore nuestro sistema inmunitario.

Facioterapia

La Facioterapia-Dien Chan la descubrió en Vietnam el 1980 el profesor Bui Quôc Châu de Hô Chí Minh City (Saigón).

Trabajaba como acupuntor en un centro de toxicomanía en Saigón y fue validando su técnica con los miles de pacientes que trató durante 4 años, confirmando los puntos fijos en la cara y los esquemas reflexológicos. En 1988 abandona las agujas y las reemplaza por unas herramientas especificas de Dien Chan.

Es una técnica fácil de aplicar, por un terapeuta y por uno mismo. Con sesiones breves se consiguen resultados importantes.

Lo que más me gusta de esta técnica es la sencillez con que uno mismo la puede aplicar, en cualquier momento del día, ya que también se puede hacer con los dedos. Las manos y la cara siempre las tenemos a punto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies