idiomes
Las Fresas • MERCÈ VANCELLS nutrició i salut integrativa
16709
post-template-default,single,single-post,postid-16709,single-format-standard,bridge-core-2.4.9,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-23.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive

Las Fresas

Las Fresas

Los frutos de la fresa son los pequeños puntos que vemos en la parte exterior, dentro de estos frutos están las semillas. El tejido carnoso rojo es el resultado del crecimiento de la flor con una forma que nos hace pensar en nuestro corazón.

El tejido carnoso no es un fruto, como consecuencia, el contenido de azúcar es muy bajo, lo que la hace ideal para la gente con sobrepeso, diabetes y para bajar niveles de azúcar.

Botánicamente, tanto la fresa como el fresón pertenecen a la familia de las Rosáceas y al género de las Fraga y su nombre proviene del latín Fragum, que significa fragancia, perfume.

La fresa de bosque es la primera que apareció en bosques húmedos de Europa, es la variedad Fragaria, muy pequeña de tamaño pero intensa de olor y sabor.

Las fresas que más cultivamos en Europa son las variedades Fragaria viridis y Fragaria moschata. Los mayores productores de fresas son Canadá, Francia, Estados Unidos, Italia, Austria, Japón y Nueva Zelanda.

Imaginaos si es importante esta fruta que incluso tiene un museo dedicado en exclusiva en Bélgica.

Las fresas son ricas en antioxidantes, folatos (vitamina B9), potasio, fibra, y despuntan por ser muy ricas en silicio, y vit C.

 

Actúan como antioxidantes los antocianos, que le dan el pigmento rojo, los betacarotenos, los taninos y la vitamina C. Todos los antioxidantes mejoran o retrasan las enfermedades cardiovasculares, o degenerativas relacionadas con el envejecimiento celular y el cáncer.

Es una de las frutas con más cantidades de folatos (vitamina B9), una de cuyas funciones es la síntesis y la reparación de material genético (ADN), por eso es tan importante que las embarazadas las consuman.

 

Tanto el silicio como la Vit C son esenciales para la reparación de tejidos arteriales y conectivos. El silicio, concretamente, juega un papel muy importante en el metabolismo y también estructuralmente en el crecimiento y desarrollo de los huesos, los cartílagos, las uñas, el pelo y muchos órganos del cuerpo. Las fresas también contienen ácido salicílico, que tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes, como la aspirina.

Observa que 8 fresas aportan más vitamina C que una naranja.

 

Ya en la Edad Media, las fresas se utilizaban con fines medicinales y los antiguos romanos creían que las fresas mejoraban los síntomas de melancolía, mareo y todas las inflamaciones, así como fiebres, infecciones de garganta, cálculos renales, halitosis, ataques de gota y enfermedades de la sangre, del hígado y del bazo.

En las fresas ecológicas lo podemos aprovechar todo, tanto las hojas como las raíces, son diuréticas y astringentes, y las podemos utilizar en infusiones, zumos y batidos verdes.

Si no son ecológicas, y como es una fruta que no se pela, es fácil que a veces provoquen reacciones alérgicas debido a los pesticidas que les ponen, y también a que a menudo se cosechan antes de la maduración.

Las fresas son una de las frutas que más gusto y olor han perdido últimamente, debido a la forma en que se cultivan y a que viven en invernaderos.

Guiaros, pues, por su olfato para evaluar su calidad.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies