idiomes
Protégete de los resfriados • MERCÈ VANCELLS coach en nutrició i salut integrativa
16826
post-template-default,single,single-post,postid-16826,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.4.9,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-23.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive

Protégete de los resfriados

Protégete de los resfriados

Hoy justo es el solsticio de invierno. Si seguimos el ritmo anual de la tierra veremos que hay una alternancia: en verano la tierra espira y en invierno inspira y se contrae.

Si estamos en armonía con los ritmos de la naturaleza, nuestro cuerpo también lo estará. El invierno siempre nos invita a conectar con la calma y la tranquilidad, y siempre que vamos en otra dirección, el cuerpo nos envía una señal bien claro para parar, si no lo hacemos aparecen los resfriados, las gripes, los dolores de huesos, las anginas, la afonía y muchos síntomas más.

Uno de los remedios naturales más efectivos tanto para prevenir como para curar los resfriados y los estados gripales en general son los aceites esenciales, obtenidos por destilación.

 

Hay una gran variedad de aceites esenciales y todos con muchísimas propiedades terapéuticas, tanto para el cuerpo, como para la mente y el alma. Y curiosamente todo va ligado, los que nos ayudan normalmente para un problema más físico, también son los que nos modifican los pensamientos y las emociones para superar este problema físico, ya que nuestro cuerpo físico es el reflejo.

Os invito a descubrir las maravillas de estas esencias aromàticas.

Para empezar os explico tres aceites esenciales que os pueden acompañar todo el invierno, los tres provienen de plantas perennes que significa que se mantienen bien firmes y verdes todo el invierno, también se las llama vivaces, y éste es el efecto que debe tener en nosotros, mantenernos más firmes en condiciones adversas.

 

Aceite esencial de Tomillo (Thymus Vulgaris quimiotipo tujanol)

Este aceite es como un abrigo para el alma y el cuerpo. El nombre de thymos proviene de la antigua Grecia y hace referencia al perfume, y por otro lado también proviene de la palabra Thyo haciendo referencia al coraje y la fuerza que te dan.

Pertenece a la familia de las Labiadas, la forma de la flor del tomillo y de las labiadas en general, nos recuerdan unos labios, estas atraen a las abejas para polinizarlas. Las atraen por el color, el aroma y el aspecto, su flor tiene una forma idéntica al cuerpo de la abeja, se lo hace fácil porque parece un traje hecho a medida. Por ello nos puede hacer pensar que igual atrae a los virus y bacterias que nos hacen enfermar fortaleciendo el sistema inmunitario.

Se aconseja en caso de resfriado, bronquitis, otitis, cistitis, tendinitis, artritis, artrosis. Activa la fuerza vital, tan necesaria en invierno.

Te da el calor necesario para moverte y salir del letargo con más poder y confianza, totalmente renovado.

Tiene un efecto directo en las vías respiratorias aportando fluidez, frescura, fortaleza y amplitud

 

Aceite esencial de Laurel (Laurus nobilis)

Desde siempre el Laurel ha simbolizado la inmortalidad y la victoria. En Grecia coronaban los héroes, genios y sabios con laurel, a raíz del mito de Dafne y Apolo. El Dios de la Medicina y la curación Asclepio, llevaba una también.

La palabra Bachillerato (diploma de los estudios para entrar en la universidad) tiene su origen del latín baccalauri, que quiere decir bayas de laurel.

Pertenece a la familia de las Lauráceas, cuyo laurel es la única especie europea.

Se destilan las hojas.

He escogido introduciros este aceite también por su capacidad en mejorar los problemas respiratorios, es un aceite expectorante, mucolítico, antiinflamatorio y regenerador celular, muy polivalente, estimula el alma y tonifica el sistema nervioso, aportándote seguridad .

En caso de dolor de garganta hacer gárgaras con este aceite esencial, si tenemos los ganglios inflamados, se pueden aplicar algunas gotas sobre éstos.

 

Aceite esencial de Ravensara (Cinnamomum camphora)

Pertenece a la familia de las Lauráceas, originaria de Japón, y actualmente también la encontramos en Madagascar, donde la hoja tiene numerosas aplicaciones para reforzar el sistema inmunitario.

Es uno de los aceites más usados ​​en caso de infecciones virales.

En Francia. Donde la aromaterapia está muy extendida, el aceite de Ravintsara se difunde por los hospitales para evitar contagios en las salas de cuidados intensivos.

Es a la vez mucolítico, expectorante, antiviral, antibacteriano, immunoestimulante y tonifica el sistema nervioso.

 

La aplicación también se puede hacer de la manera que más le resuene:

– unas 4 o 5 gotas del aceite, o los aceites en un pañuelo, se lleva encima y se va oliendo.

– vaporizarse en el difusor.

– Hacer un baño añadiendo una cucharada de miel con unas gotas del aceite.

– Para gargarismos añadir en medio vaso de agua.

– Por la noche añadir unas gotas en la almohada o en pijama.

– Añadir unas gotas de aceite en un aceite vegetal y hacer un masaje sobre la zona del tórax y la espalda en el caso de molestias respiratorias

Siempre es bueno tenerlos por casa, listos para cuando los necesitéis, incluso los podéis utilizar para protegeros de no coger el resfriado o gripe de un compañero o de otro miembro de la familia.

Cada aceite esencial de una misma especie, según en qué clima ha crecido, a qué altura y las condiciones en que ha crecido, tendrá una serie de ingredientes u otros. Por eso es importante que los aceites esenciales que compres sean de buena calidad e indiquen claramente su nombre en latín (que os indico en cursiva) y vengan quimiotipados (el quimiotipo es la información de la molécula que contiene en mayor cantidad)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies