idiomes
Atreveix-te a viure les teves emocions • MERCÈ VANCELLS coach en nutrició i salut integrativa
17116
post-template-default,single,single-post,postid-17116,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Atreveix-te a viure les teves emocions

Atrévete a vivir tus emociones

Atreveix-te a viure les teves emocions

Artícle publicat a la web Weloveyou.academy el 21 setembre del 2017

 

“La alegría y el amor son dos alas para las grandes acciones”.

Goethe

 

Es bien sabido que la alimentación saludable y el ejercicio son dos pilares básicos para tener una buena salud.  Pero porque nos cuesta tanto llevarlo a la práctica, o si conseguimos llevarlo a la práctica, a veces, porque no tenemos los resultados deseados?

Mucha gente se sorprende que aún y siguiendo los hábitos saludables no consigue sentirse saludable, teniendo desequilibrios en el peso, o falta de energía, o problemas digestivos o problemas de salud en un sentido amplio.

Por mi trayectoria personal siempre me he interesado por la química y la bioquímica de los alimentos. Pero a medida que pasaban los años cada vez entendía más que por mucho que se estudie “científicamente” y “racionalmente”  como nos afectan los alimentos y el ejercicio físico, en nuestro cuerpo, hay muchísimas reacciones químicas a causa de nuestras respuestas emocionales que hace que el proceso interno e individual de cada ser humano no tenga respuestas razonables ni comprensibles.

 

Las emociones que corren por nuestro cuerpo, cada persona las vivirá a su manera, según su historia particular,  y su temperamento; y esto hará que su camino sea único e irrepetible.

La palabra emoción viene del latín “emotio” y significa movimiento y impulso, nos impulsa desde el interior hacia el exterior.

 

Y muchos de nuestros sentimientos, pensamientos y de nuestras acciones están íntimamente relacionados con nuestras emociones. Ya que las emociones nos impulsan a movernos, a actuar y a cambiar hasta nuestra respiración. Las emociones nos sacan de nuestro centro,  y lo que hace nuestro cuerpo muchas veces es no querer sentir las emociones en su estado puro y va guardando las emociones en el cuerpo, dentro de músculos, articulaciones, órganos, cel. lulaso bien las expresa de manera no adecuada con una ira desbordada.

Somos lo que comemos, pensamos, sentimos, hacemos y actuamos.

 

Encontramos más de 500 emociones que se pueden manifestar, y cada emoción va a encender una cascada de reacciones químicas en nuestro cuerpo a través de unas biomoleculas, que a la vez actúan como neurotransmisores que pasan la información de una célula a otra.

Todos conocemos y hemos sentido en algún momento de nuestras vidas las principales emociones negativas como el miedo, la ira y la tristeza y las positivas como la alegría , el amor y la felicidad. Para estar saludables y en equilibrio en la balanza  de las emociones siempre deben tener más peso las emociones positivas.

Las emociones segregan neurotransmisores y hormonas, y si predominan las emociones negativas en frente de las positivas, estas pueden llegar a tener un efecto tóxico en nuestro cuerpo, y la consecuencia es que este efecto toxico hace que tengamos sentimientos y pensamientos tóxicos también, y es un circulo vicioso, porque los pensamientos tóxicos generan de nuevo emociones negativas.

Las emociones afectan pues el sistema inmunológico, psicológico y endocrino.

 

Os propongo una manera sencilla y eficaz para salir del circulo vicioso, además de trabajar vuestro caso en particular.

Una de las terapias que más me apasionan y funcionan en consulta, para empezar a suavizar y cambiar la intensidad de las emociones y que nos despierta el contacto con nuestro interior y nuestro sentir desde una perspectiva nueva y más profunda, son los aceites esenciales.

Afinando vuestro olfato con los aromas de los aceites esenciales os conectarán con el cerebro límbico o emocional, que es la parte del cerebro que controla la memoria, el comportamiento, el placer, la pena y las emociones, el olfato es el único sentido que entra directamente en contacto con el sistema límbico. Y el principal receptor de los neurotransmisores de los que ya hemos hablado.

Los aceites te conectan con tus sentimientos más profundos y ayudan a que estés más centrado, y  no tan vulnerable con tus emociones. Si estás en tu centro las emociones no te desequilibraran. Lo ideal es que tu estés alineado con quien tu eres y no una victima de tus emociones.

Hay muchos estudios que demuestran que hay una fuerte relación entre olfato, la memoria, los estados de ánimo, las emociones y los pensamientos.

Os propongo que os familiaricéis olfativamente hablando con alguno de ellos. Para empezar si creéis que necesitáis mas bien calmar la mente, podéis oler aceite esencial de INCIENSO y de LAVANDA.

 

El Incienso os ayudará a recuperar vuestra propia respiración y os orientará en vuestra búsqueda interior recuperando la paz necesaria para seguir vuestro camino.

La Lavanda te aportará esa tranquilidad necesaria para poder empezar a cuidarte.

Podéis poner una gota en vuestra ropa, pijama o en las muñecas y olerlos tantas veces como queráis.

Resumiendo vemos que nuestra salud y longevidad va a estar relacionada con nuestros hábitos saludables con relación a la alimentación y el ejercicio físico, pero también con nuestra salud emocional. Atrévete  a vivir tus emociones y a aprender de ellas, no huir de ellas.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies